jueves, 30 de abril de 2015

Llegó de repente la magia



Magia. 

Magia no es sólo un conejo saliendo de una chistera o una paloma que desaparece entre las manos del hombre frente al público. Hay otra magia aún mejor, aún más mágica.

Las manos que persiguen la línea de una espalda que vibra después de una noche de entusiasmo. Un beso que no es un beso, sino la promesa del siguiente. Latidos al tiempo. Piernas que se mezclan bajo las sábanas, dos personas que se abrazan hasta desprenderse de sí mismos. El olor de los recuerdos que se enredan en la piel. Volar a ras del suelo. Vivir. Sentirse vivo.

Magia.

Magia era sentirse especial a su lado.

Llegó de repente, dándole la vuelta completa a mi mundo y respondiendo a todas esas preguntas sobre las almas gemelas y las medias naranjas.

Sabe acariciarme la piel y llegar a lo que hay bajo ella. Un beso es pequeño en sus labios y sin embargo en él cabe todo lo que me hace reír.

Ella es todas las cosas buenas que guarda mi almohada, el filtro del cigarro con el que se fuma mis penas. Mis anfetaminas, mi tranquimazín. El olor a abrazo que deja cuando se va de mi lado. Es mi energía, mi insomnio, mi vicio.

Yo reía. Ella reía de mi risa.

Y hubo un momento que se convirtió en una de esas extrañas ocasiones en las que la vida te propone que reduzcas la velocidad, que pares a observarte por un segundo, y te habla al oído para decirte:

"Eh, mírate. Te hace feliz."



Tus brazos son el ancla que me retienen
pegadito a esta tierra y no me dejan volar,
tus ojos son los destellos de ese gran lucero
que dan luz a mi vida y me enseñan a amar.



 
















martes, 28 de abril de 2015

Me ha hecho poeta la vida



Beso la vida y la vivo unas veces en prosa y otras en verso. Mis amores son impacientes y me he ganado el doctorado en mirar mil veces el reloj.


Me hago el sordo y cierro los ojos imaginándome que pierdo la cabeza y me despeinan tus dedos y no el viento.

Mientras tanto me cuentas tu verdad.

Mis alas son mis letras que me dejan revolotear a lejanos destinos. Esta noche dame clases de poesía con tus besos, y mientras, pon tus manos en mis piernas.

No pongas límites.

Y todo ocurrió sin saber porqué...


















miércoles, 22 de abril de 2015

With Or Without You

Puedo ser complicado. Lo sé. Yo te he obsesionado, tal vez. Ya no me quieres ver, pero yo mucho no puedo cambiar. Mi forma de querer es agridulce. Yo he intentado mejorar, pero si quieres que te bese será igual. No sé borrar el pasado. Sigo en la sombra que vas dejando detrás de ti.

Algo tenía que contar. Algo tenía que borrar y limpiar. En una boca de metro solía esconderme para escribir todas aquellas canciones. Creo que las historias de amor se crean en los portales a media noche.

En unos meses vuelvo a soltar la bocanada más importante del año. Ese día me tomo algo y me pongo a bailar. Mi cara es un AS.  



Suspiro.

Profundamente.

Muy profundamente.



Y ahi está la causa de mi desvelo, enfrente de mí, mirándome fijamente, sin pestañear, observándome y arrascando un año más.

Pero si ya te sale barba- me respondí, bastante irritado.



Los cumpleaños generalmente coinciden con la fecha de tu nacimiento.

La llegada de esta fecha tiene distinto significado a medida que uno va avanzando por la vida, ósea, va desbloqueando niveles. Para que te quede claro, la vida es un juego.

Cuando eres pequeño, la fecha de tu cumpleaños es el mejor día de tu vida, lo esperas con ansias porque tienes el deseo de que todos tus amigos y familiares traigan el regalo perfecto.

La idea era invitar a muchos amigos. La fórmula era sencilla:

 Muchos amigos = Muchos regalos




Cuando creces TE das cuenta que el mejor regalo es cumplir años.

Cuida tu cuerpo.

Cuídalo y ten mil detalles que le hagan enamorarse una y otra vez. Hay muchos deseando estar en tu lugar y la vida te dió una oportunidad, te abrió las puertas de su vida y de su corazón. Tú misión es demostrarle cada día que mereció la pena. Cada día. A pesar de lo compleja y retorcida que es la vida, a pesar de eso, paciencia. En el fondo, nos conformamos con las cosas más sencillas. 

Cuida tu cuerpo para que se sienta seguro, protegido, y que sepa que contigo nada malo puede pasar. Haz que se sienta valorado y querido, descubre por qué es especial, y entiende que nunca encontrarás a alguien igual. Por eso cógele de la mano y no le sueltes, no dejes que se apague la magia, la chispa, ni las ganas de besar a todas horas.

Cuídalo porque tu eres su su refugio, y tu única misión es hacerle feliz. Que nunca se te ocurra robarle una lágrima porque él te eligió para que le saques mil sonrisas. Dale razones para confiar y sé tu mismo. Ten algo que ofrecer, que aportar, y estate dispuesto a cambiar si hace falta, porque se trata de complementarse y mejorar juntos. Cuídalo y conócelo en su versión original, conoce todas sus manías, sus debilidades, sus caprichos, su canción preferida, su forma de pensar, de sentir y de reír. Cuídalo porque, simplemente, es lo único que espera de ti.

A lo largo de la vida entran y salen muchas personas. Unas se queda más tiempo. Otras menos. Pero al final, la única persona que pasa el resto de la vida contigo eres tú mism@, por eso conócete, acéptate y quiérete.

















martes, 21 de abril de 2015

Todos quieren escapar de algo

Cuando la rutina nos encadena necesitamos escapar del aburrimiento. De la monotonía. Del pasado. Del presente e incluso del miedo. 



Me encanta tener miedo a lo desconocido. Cuando tengo miedo engaño a la mente visitando lugares nuevos. A mí mente le gustan los restaurantes donde de primer plato sirven la -imaginación- y de segundo tienen tapas de -experiencias inolvidables-. 

Por cierto, me encanta tapear y beber rebujitos en primavera. Los rebujitos van entrando, poco a poco, y aflojando el nudo de la corbata sin ruido.

Si queréis comer bien, y pasar un rato agradable, visitar el Restaurante Gladys. Tengo muchas cosas que contarles de ese lugar; pero hoy no es el momento. En fin, la siguiente ronda invito yo. Lo pasaremos bien. Muy bien.

Beban y recuerden lo siguiente: 


"Salud y Tesorería" (Jaime Ruiz Peña).



Me encanta tener miedo a lo desconocido. Cuando tengo miedo me pongo nervioso y olvido todo aquello que he escrito.

Sin venir a cuento la semana pasada acabé visitando el Museo de mi ciudad. No había tenido el privilegio de visitar aún el MUBA. Allí encontré una multitud de cuadros y esculturas, pero sin duda, la que más me llamó la atención fue una obra de Gamero Gil.


Aquella obra me recordó a Salvador Dalí. Aquella obra donde alargaba patas de elefantes y vampirizaba imágenes para romper la perspectiva, la gravedad y hasta el miedo. Pero sus bellas e impactantes pinturas no dejan frío a casi nadie y son de una teatralidad maravillosa. De hecho la obra nos metía en un sueño.


El blog dice mucho de vosotros y bastante poco de mí. Porque aún el miedo no mató mis días. Porque todos los días sale el sol, chipirón.

Porque no hay días con miedo, sino museos de menos.








sábado, 18 de abril de 2015

Corto pero intenso


Mi canto son mis manos. Mis sentimientos es el baile de tus manos que abrazan un sentimiento callado. 

—Silencio. 

Todos los impulsos del corazón los guardo contigo para que no se los lleve el viento. 

Guárdalo todo, porque todo es para ti.





lunes, 13 de abril de 2015

A mí me gusta besar de verdad

A mí me gusta comer de verdad, beber de verdad, besar de verdad, charlar con los amigos de verdad, enamorarme de verdad y cuando pones tanto en todas esas cosas lo más normal es que salgas lleno de cicatrices.



Cuando era niño, la escuela nos llevó de visita cultural a ver un poco de arte a uno de esos grandes museos de la ciudad. Me quedé mirando la estatua de una diosa griega hecha en mármol. Era hermosa. Una figura femenina perfecta. Unos rasgos precisos. Exquisita. Me quedé embobado. Cuando la profesora nos llamó, pasé al lado de la diosa griega y me di cuenta de que estaba llena de grietas, mellas, imperfecciones, arruinando por completo mi impresión de la estatua…

Así era y es ella. Una escultura preciosa, dañada de forma que no te das cuenta hasta que estás demasiado cerca.


Lo cierto es que no puedo vivir sin amor. Sin los besos con sabor a melón. Y sin besos que no transmiten deseo y ternura.

Creo que no es bueno tanta cursilada. Aún así, voy a escribir la letra de una de mis canciones favoritas: 


Nate Ruess, Nothing without love


No soy nada sin amor,
no soy más que un barco encallado en la arena.
Algunos dirían que estoy completamente solo,
pero yo, yo no soy nada sin amor.

Quiero tenerla en mis brazos,
pero ella se siente deprimida, se siente triste.
Yo responderé por todo lo que está mal,
pero yo, yo no soy nada sin amor.

Tras la tormenta, cuatros años en el mar, 
y este barco que se hunde, en el que el amor me puso,
Dios, desearía que llegara una ráfaga de viento
y me llevase a casa,
pero yo, yo no tengo a dónde ir.

Ahora, apareces tú con la fuerza de una ola,
y así, preparo mi vela,
me dirijo al Empire State.
Señor, no quiero perder esta (oportunidad),
ella me hace sentir completo,
sabes, yo, yo no soy nada sin amor.

Oh cariño, muéstrame una señal,
lanza una señal, que todo está bien.
Vamos, deslízate hasta estar justo aquí a mi lado.
Sabes que yo, yo quiero descansar bajo tu luz,
quiero descansar bajo tu luz.

No soy nada sin amor,
soy solo estos pensamientos sin un bolígrafo,
y responderé por esta canción,
pero no soy nada sin amor.

Oh cariño, muéstrame una señal,
lanza una señal, que todo está bien.
Vamos, deslízate hasta estar justo aquí a mi lado.
No sabes que yo, no sabes que yo,
yo quiero descansar bajo tu luz...

Porque yo, yo no soy nada sin amor.




Opino que, en cierta ocasión, un tipo muy sabio dijo que si quieres conocer a una persona, no le preguntes como piensa, sino lo que ama.

No creo en la gente que no sabe amar. No creo en las personas que no paran de justificarse. No creo en los abogados. No creo en los amores a primera vista. No creo en la gente que besa sin cerrar los ojos.

No creo en la gente que da la mano blanda. No creo en el Karma. No creo en la gente demasiado correcta. No creo en los hombres que tienen los zapatos sucios. No creo en el horóscopo. No creo en aquellos que escriben Christian sin la H.


No creo en la carne muy hecha. No creo en ninguna chica que le guste 50 sombras de Grey. No creo en el libro digital. No creo en las felicitaciones por Facebook. No creo en la gente que odia los animales.



Los gatos son caseros, simpáticos, curiosos, exigentes, juguetones y astutos. Ellos se acercan a ti con un ronroneo buscando una caricia; Seguidamente salen corriendo dejando un rastro de pelos en tu ropa.

Ellos saben esperar todo el tiempo sin apartar la vista. Puedes llamarles y aunque te oigan pasarán de ti. Si estás decaído, triste o enfermo, seguramente no se apartarán de tu lado.


Creo que esto es lo que necesito. 

Una catwoman.