jueves, 27 de noviembre de 2014

Un momento


El cielo está despejado y los pájaros bailan al compás de mis pasos. Continúo andando y observo en medio del parque un banco viejo y negro. Me acerco. Me siento. Respiro profundamente y creo un silencio, mi silencio. En él pienso y escribo. En él escribo y pienso. En él pongo la mirada perdida y redacto en mi cuartilla infinidad de tonterías (...)

La gente pasa a mi alrededor y no me ve. Todos están sumergidos en sus celulares mientras soy invisible para ellos. Desconfío de aquellos que no me prestan atención y no acabo de fiarme de las personas que miran el móvil mientras les hablo.

Todo lo solucionan con la siguiente frase:  “Un momento”.

Odio esa expresión. ¿Acaso no se dan cuenta que adormecen momentos mágicos con esa costumbre? Todos nosotros poseemos defectos; yo el primero, pero algunas actitudes resultan intolerables.

Me gusta la gente sencilla, que arranca sonrisas y nos aportan momentos de bienestar, de relax y contribuye a hacernos sentir bien. Me encanta la gente que nos brinda sinceridad, lealtad y generosidad. Me apasiona la gente rara, diferente, divertida y poco corriente. Admiro la gente que le encanta viajar y que te incluye en sus planes.

Aprendí a no confiar, a no perder el tiempo con chicas que no saben lo que saben y a vivir escuchando buena música. También he aprendido que nadie encuentra lo que está buscando; cuando un hombre encuentra a una mujer, cuando una mujer encuentra a un hombre... los dos estaban buscándose. 
Las cosas pasan por algo. Un día, sin saber el momento exacto, ni el porqué, las personas se encuentran al lado de quien las ama con verdadero amor y se enamoran de una manera maravillosa.

Paulatinamente llega la Navidad y con ella momentos mágicos y de mucha felicidad.

"A veces sentimos que lo que hacemos no es más que una gota en el mar, pero el mar 
seria menos si le faltara esa gota." 

Teresa de Calcuta


Disfruta de las fiestas y recuerda apagar el teléfono.


Besos y abrazos según correspondan.

martes, 25 de noviembre de 2014

El Hijo del Hombre



Hamor se escribe sin H.

Es Hora de Hilar una bonita Historia de Hadas,
es Hora de Hablar de Héroes y Hermosas damas.

En mi jardín la Hierba está fría y Helada,
en mí jardín Huele a jazmín y a ti.

Hospedo la inspiración en un Hermoso día,
protejo a éste Huérfano con una dulce compañía.

Con cierta ironía te escribo y te visto,
con cierto Humor te busco y te asusto.

Éste Héroe que Habita en mí solo sabe pensar en ti,
éste embaucador y Hablador es un soñador.

Me conocen como el Hijo del Hombre,
me reconocen por Hechizador y luchador.

  
Ahora os abandono,
voy a leer un rato.



Besos y abrazos según correspondan, Ciao.





Donde tus sueños te lleven



Cada ser humano es libre para trazar su propio camino, libre para decidir y equivocarse, libre para buscar la felicidad, para fracasar y volver a levantarse. Es libre para escoger su rumbo, para perderse y encontrarse, para descubrirse a sí mismo.

Eres libre de creer cuando a tu alrededor todos han dejado de creer, eres libre de seguir luchando y no lamentarte, a pesar de que en ocasiones nada funcione. Eres libre para soñar y perseguir tus sueños, libre de no renunciar ni rendirte, porque tienes derecho a prosperar y evitar el sufrimiento. Tienes el poder de tomar esa decisión, que está en tus manos, porque si no tomas decisiones alguien las tomará por ti.

Algunos querrán que te resignes y renuncies a tus sueños. Otros querrán pensar por ti, opinar por ti y decidir por ti. Querrán que pienses como ellos y aceptes sus reglas. Querrán convencerte para que abandones tus aspiraciones y que seas parte de algún rebaño. 

Los que te quieren convencer de eso son aquellos que no están dispuestos a sacrificarse, ni se atreven a intentarlo, dominados por sus miedos. Son aquellos que están decididos a no arriesgar, a vivir sin ilusión, perpetuando su situación con tal de sentir una nueva decepción. 

No te compares, la carrera de la vida es contigo, y con nadie más. No necesitas justificaciones, ni demostrar nada a nadie para ser feliz. No tienes que esperar a convertirte en tu futura versión para sentirte suficiente, porque ya eres merecedor de una vida plena, porque has decidido crear tu propio camino, porque estás dispuesto a caer y volver a levantarte para seguir buscando tu destino. 

Siempre es mejor mirar atrás en la vida y decir: «No puedo creer que hice aquello» que llegar al final de nuestro días y decir: «Ojalá lo hubiese hecho». No dejes que esa duda te invada. 

Sí, eres libre para decidir tu vida. Nadie tiene derecho a juzgar tus sueños, tus esperanzas y tus ilusiones mientras respetes los derechos de los demás y tu propia vida, mientras seas fiel a ti mismo y a tus valores. Ésta es tu vida y tu vida son tus emociones, no dejes ni des el poder a otros para que las controlen. Son tuyas, hazte respetar y respeta. 

Eres digno cuando te enfrentas a los desafíos y los obstáculos, aun sabiendo que es probable que pierdas, y a pesar de ello, conscientemente, decides arriesgar y creer. Eso es el verdadero coraje. Ten la certeza de que la felicidad está en la pasión de sentir la emoción del reto, reconociendo que nuestra superación y evolución personal es el inevitable resultado de enfrentarnos a nuestros demonios y nuestros miedos. 

Ésos son los principios, los valores y los ideales por los que has de vivir. Crece y sé noble, contribuye a un mundo mejor, mostrando tu valor, tu honor, tu humildad y tu dignidad, porque ésas son tus únicas y verdaderas posesiones, las únicas que se irán contigo, porque en la vida sólo te llevarás aquello que das. Ésos son los irrenunciables principios y derechos de todo ser humano. 


Por eso alzo la voz en defensa de los idealistas o «ingenuos», por los emprendedores y los soñadores que necesita el mundo. Por eso presento mi admiración y reconocimiento a todos los que aspiran a ser más, a superarse, a los que se arriesgan a descubrir sus límites a pesar de sus miedos, a los que quieren mejorar, a todos aquellos que sueñan y aspiran a conquistar su alma, su voluntad, y dejar su legado a la humanidad. 

Brindo por ellos, por los imprescindibles soñadores, por aquellos que cambian el mundo, y brindo con la esperanza, la ilusión y el deseo, de que tú te conviertas en uno de ellos. 

"El cambio es posible para aquellos que se atreven a intentarlo" 


Javier Iriondo.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Pasarlo Bien


Pasarlo bien.

Nunca una frase tan positiva me había dejado tan mal sabor de boca.

Llueve.

Miro por la ventana y observo que los charcos se forman gota a gota.  Cada gota está llena de amor. De detalles. De gestos. De instantes. De momentos. De palabras positivas.

¿Nunca os ha pasado de que os gusta alguien y en vez de sumar restáis?

Hay historias que es mejor no contarlas. Episodios qué sirven para aprender y, una vez aprendidas, guardarlas en el baúl de los recuerdos.

Sigue lloviendo.

El amor que das siempre regresa; tal vez no cuando tú quieres o tal vez no de quien tu quieres. Tal vez mil motivos, pero siempre regresa.

Y después de esta guerra, yo ya no seré el mismo.

Después de todo, sólo somos lo que la persona que tienes delante siente cuando le miramos fijo a los ojos, sin decir nada. Y ahora entendí el significado de: “Una mirada vale más que mil palabras”.

Pienso que faltaron ganas y miradas.

Me gusta ser de los que creen que llegará el día en que veamos nuestra vida desde la distancia correcta y entendamos cómo todo tuvo sentido.

Lo bueno de la vida es que te da mil oportunidades.

Sigue diluviando en mi corazón.


Besos y abrazos según correspondan.




viernes, 21 de noviembre de 2014

Arriesga


Hace cuatro años tomé la decisión de convertir mi hobby en mi profesión. Emprender significa hacer tu sueño realidad, hacer visible tus pensamientos y superar las barreras de qué dirán los demás y qué pasará en el futuro.

Emprender significa sacrificar muchas cosas, entre ellas, salir menos con tus amigos, ver menos a tus familiares y no tener un horario estipulado; pero os aseguro que merece la pena luchar por lo algo que te hace vibrar, emocionar y regalarte momentos mágicos cargos de mucha felicidad.  

Si yo puedo, tu puedes. No hay más. 

Os muestro uno de mis amuletos de la suerte. Ésta piedra la cogí en Salamanca en mi primer viaje después de tomar aquella importante decisión. Ella me hace recordar, día a día, la importancia de seguir luchando por sacar la mejor versión de mí mismo.


Besos y abrazos según correspondan. 



domingo, 16 de noviembre de 2014

Reflexionando


“Se te acabó la suerte. Cuando creías haber encontrado las respuestas te cambiaron las preguntas. Hace un día bonito pero tienes los pies en el barro sin poder avanzar, sin poder soñar y sin poder volar (…) En tu imaginación suena una linda canción; esa melodía te eleva a un mundo verde y esperanzador. Hay sitios escondidos en el corazón, donde las palabras no hacen caso a la razón. Las palabras y el sonido hablan de los sentidos y del árbol caído. Avanzas sin rumbo por una tierra redonda, cálida y por un cielo roto y deprimido. Nadie te dijo que fuera fácil. Nadie te aseguró lealtad y honor. Demandas una libertad agarrada a una trampa sin escapatoria”. 

 ...Y dejo atrás, por unos instantes, mis problemas. Mis agobios. Mis neuras. Mis dudas. Mis vértigos. Mis errores. Mis horrores. Mis promesas incumplidas. Dejo atrás el pasado, el presente y el futuro. Dejo atrás el sábado, el viernes, el jueves y el martes. Dejo atrás los meses e incluso el miércoles. Dejo atrás las estaciones. Dejo atrás la luz y la oscuridad sin importarme quién gane. Lo importante es estimular la imaginación. No tener miedo al miedo. No abusar de las confianzas y dar las gracias (algún día hablaré de ello). No tengo recetas mágicas pero si tengo un truco:

 “El truco para mantenerse a tono física y mentalmente era, sencillamente, hacer cada día una flexión más que el día anterior. Cada día. Una flexión más que el anterior. Batir cada día su límite por pequeño que fuera. Y el día que no puedes cumplir, volver a empezar. Y esta férrea disciplina, esta forma de superarse poco a poco cada día, lo aplicaba a todas las facetas de su vida”. 

 Y eso es todo por hoy. 


 Besos y abrazos, según correspondan.




sábado, 8 de noviembre de 2014

Enciende tu radio interior


La aventura comenzó la tarde del 8 de noviembre del 2014, cuando una fuente de energía se apoderó de mí y causó la necesidad de escribir mis inquietudes y experiencias. Todo camino, por muy largo que sea, se inicia con un pequeño paso; y el primer paso, para empezar con seguridad, era bautizar el blog con un bonito título: Corta y completa.

Esta denominación tiene como padrino a un gurú de la creación y de la innovación, mi querido Juan de Parra. El motivo de tal nombre es el siguiente: 

La vida es corta y, a la vez, completa. La vida te ayuda a entender que estamos aquí de paso y que hay que disfrutarla a través de tres obligaciones: sacar la mejor versión de uno mismo, ser felices y ayudar a que otros lo sean. Además, cortar y completar es una acción muy utilizada en la magia, por lo que el nombre viene como anillo al dedo. Dicho esto, es hora de encender tu radio interior y de disfrutar de este espacio cargado de novedades, experiencias, vivencias, curiosidades, poesía, surrealismo, tendencias y situaciones mágicas. 


 Besos y abrazos, según correspondan.